lunes, 23 de noviembre de 2009






Sergio, nervioso y apurado mira el reloj dos veces y se hecha a la calle.
Luna, nerviosa y precisa se retoca los ojos en el baño.
El, cada vez más y más nervioso entra en "Gardet" y recoje el ramo de rosas rojas.
Ella, sin parar de mirarse al espejo se coloca las ultimas horquillas en su precioso peinado.
El, corriendo Cabruñana abajo recuerda sonriente la cara de ternura de la dependienta y después el precioso rostro de Luna.
Luna, ya en la habiación intenta, retorciendose, abrochar el vestido negro.
Sergio, ya más sereno baja el ritmo de su paseo para no llegar en mal estado a la casa de su dama.
Ella, casi lista y cada vez más nerviosa se coloca la gargantilla.
El chico, ya en el portal de su "niña" se coloca por ultima vez delante del cristal y llama suavemente, como si así fuera a sonar menos.
La princesa baja por las escaleras inestable en sus altos tacones.
Su caballero la ayuda con los últimos escalones.
La dama se pone roja y mira al suelo.
El príncipe le entrega el ramo y le susurra al oído un "estás preciosa".
Luna levanta la cabeza y le da un beso fugaz.
El la coje por la cintura y la besa apasionadamente.
Los dos juntos van a L'arc du ciel. Se sientan en su mesa de siempre, la lado de la torre Eifel de madera y en frente de L'arc du Triunf de cal. Allí piden su plato favorito, ríen, se dicen cosas bonitas, cenan, hablan, pagan y se van. Caminan de la mano por el parque de Ferrera, tiran piedras al agua desde el puente de San Sebastian...recorren de la mano su París particular y vuelven a casa.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine.Por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad.
El mundo está loco. Definitivamente loco:


Lo rico, engorda.

Lo lindo sale caro.

El sol que ilumina tu rostro arruga.

Y lo realmente bueno de esta vida, despeina.


- Hacer el amor, despeina.

- Reírte a carcajadas, despeina.

- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.

- Quitarte la ropa, despeina.

- Besar a la persona que amas, despeina.

- Jugar, despeina.

- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

- Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa noche, te deja el pelo irreconocible.


Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado.
Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida.
Es ley de vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.
Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera.
El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derechita, ponte seria, ... Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz? Acaso no se dan cuenta que para lucir linda, me debo de sentir linda ... ¡La persona más linda que puedo ser!
Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que quiero ser.
Por eso mi recomendación a todas las mujeres:Entrégate, Come rico, Besa, Abraza, Baila, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Acuéstate tarde, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta, y sobre todo, deja que la vida te despeine!
Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.




Mafalda

Entre la cirrosis y la sobre dosis andas siempre, muñeca. Con tu sucia camisa y, en lugar de sonrisa, una especie de mueca. ¿Cómo no imaginarte, cómo no recordarte hace apenas dos años?Cuando eras la princesa de la boca de fresa, cuando tenías aún esa forma de hacerme daño. Ahora es demasiado tarde, princesa. Búscate otro perro que te ladre, princesa. Maldito sea el gurú que levantó entre tú y yo un silencio oscuro, del que ya sólo sales para decirme, "vale, déjame veinte duros". Ya no te tengo miedo nena, pero no puedo seguirte en tu viaje. Cuántas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje. Ahora es demasiado tarde, princesa...Tú que sembraste en todas las islas de la moda las flores de tu gracia, ¿cómo no ibas a verte envuelta en una muerte con asalto a farmacia? ¿Con qué ley condenarte si somos juez y parte todos de tus andanzas? Sigue con tus movidas, pero no pidas que me pase la vida pagándote fianzas. Ahora es demasiado tarde, princesa Búscate otro perro que te ladre, princesa.

domingo, 8 de noviembre de 2009

-vámonos, hablaremos en casa...
-porque?
-esta lloviendo, no lo ves?
-si, si lo veo, y cual es el problema?
-te mojarás...
-y que? tu ya estas mojada.
-pero tu no tienes porque mojarte.
-no, tener tener no tengo, pero si no llueve no te diré lo que te tengo que decir.
-decir?
-si, decir...
-porque no?
-porque aquí, bajo la lluvia, es mas romántico...
-entonces no quieres discutir?
-no quiero, ni debo ni lo voy a hacer...

-entonces que quieres?
-lo que tu supongo.
-que quiero?
-no me hagas perderme por favor...
-lo que te voy a decir es MUY serio.
-oh, de acuerdo, muy serio.
-verás, desde que nos conocemos hemos tenido tres tipos de encuentros, los amorosos, los de pegarnos a matar y los de ser amigos y nada más, pues bueno, yo quiero romper al menos uno de esos tres...
-uno de esos tres?
-si, veras, ni a ti ni a mi nos hace ningún bien pelearnos, por lo menos por la parte que me toca y las dos opciones siguientes no son nada compatibles, así que yo me quedaría con una...
-con cual?
-si te beso sabrás la respuesta?
-sabes que me gusta que me beses...


viernes, 6 de noviembre de 2009

9.00: cena.
9.20: ducha relajante, buen lavado de pelo, doble champú, acondicionador, mascarilla...
9.40: secado, arreglo de pelo.
10.00: vestido y maquillaje.
10.15: colonia, munición en el bolso, últimos retoques y a la calle.
10.30: encuentro con las amigas
11.00: unas risas y un cubata
11.30: veo la luz al fondo del local...
entras, me abrazas, te abrazo, me miras, te miro, me besas, te sigo, caigo toda en tii, todos los preparativos merecen la pena, me agarras la mano, me dices que estoy preciosa, bailas? pegote de rimel negro en medio de la pestaña, al baño, vuelvo, me ofreces tu copa, oh gracias, me sacas a bailar, nos unimos al grupo, susurras tequiero, me pongo nerviosa, salgo, sales, me besas, te sigo, me abrazas, se rompe el mundo, me acaricias, me quedo fundida, me hablas, me derrito, tequiero...buenas noches

jueves, 5 de noviembre de 2009

fin y al cabo todo el mundo busca lo mismo, una persona a quien acariciar, una mano a la que agarrar cuando tengas frio paseando por la calle, una persona a quien besar cuando no puedes dar mas, un oido en el que susurrar cosas bonitas, un pelo con el que poder juguetear sin que te miren de reojo, una oreja que morder, una persona que te saque fotos nada mas amanecer, una sonrisa por cada beso, alguien a quien pedirle flores, una persona con quien reir sea la cosa mas facil del mundo, una persona que se preocupe cuando te caes y te allude a levantarte, una persona a la que puedas querer en secreto, unos ojos a los que mirar y decirles que son la cosa mas bonita del mundo, una espalda que recorrer con la punta de los dedos, una persona a la que darle lo que nunca a nadie le has dado, una persona a quien mirar sin parar y sin sentirte incomoda, unos labios que morder, una cintura a la que agarrarme, un cuello que besar, una sonrisa a la que adorar... En mi caso ni siquiera quiero que me quieran, yo solo quiero querer...

lunes, 2 de noviembre de 2009

grande tripiko

- nunca me dices cosas bonitas
- ni tu
-COSAS BONITAS
- COSAS BONITAS
en mi defensa diré que el...es precioso, agradable, gracioso, bueno, agradecido, cariñoso y con un físico que roza la perfección con la punta de los dedos, es simplemente irresistible...y yo como humana que soy no me pude resistir a su sonrisa. En su defensa diré que el no hizo nada, simplemente sonrió, yo le bese y el no se aparto...así que por así decirlo yo lo empecé y juntos lo acabamos...así que castiguen me, pongan me la sanción que quieran, no lloraré ni me frustraré, porque crean me que cualquier castigo merece la pena por otro beso como ese...
te he puesto tan alto, que ahora...no puedo alcanzarte